MALVINAS: GAUCHO RIVERO. PUEBLOS ORIGINARIOS,CRIOLLOS,CABECITAS NEGRAS,JOVENES

25.08.2012    08:00   CORRIENTES

 

Por:  Orlando Gustavo Pascua        

 

Este 26 de agosto conmemoramos 179 años del inicio de la resistencia heroica en defensa de la soberanía de nuestras Islas Malvinas. Es justo recordar y reivindicar a aquellos que resistieron la usurpación, al que podríamos denominar el primer defensor Combatiente de Malvinas, Antonio “El Gaucho” Rivero, quien desde agosto de 1833, lideró una rebelión de criollos e indígenas, defendiendo la soberanía argentina y desconociendo la autoridad impuesta de los británicos. Junto a Rivero lo acompañaron dos gauchos y cinco originarios, Juan Bramido, José María Luna, Manuel González, Luciano Flores, Felipe Salazar, Marcos Laboree y Manuel Godoy. Estos patriotas arriaron la bandera británica y enarbolaron una bandera argentina. Siendo derrotados recién en enero de 1834, llevados a Gran Bretaña y regresados luego a nuestro país. Rivero muere el 20 de noviembre de 1845 combatiendo en la Vuelta de Obligado.

 

En este cambio de época en la cual la Causa Malvinas es Política de Estado, es de vital importancia la visión sobre nuestras Islas del Atlántico Sur que brinda la propia Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner,  la de profundizar el debate y de sacar esta cuestión de la visión belicista patrioteril, del ocultamiento, la histórica postura del conservadurismo “mitrista” y situarla dentro de las Causas Nacionales, Populares y fundamentalmente Democráticas. Malvinas es un todo y no solo el conflicto bélico de 1982.

 

Reconocer al “Gaucho” Rivero, el Operativo Cóndor y el papel de los jóvenes de los pueblos originarios, criollos y “cabecitas negras” que históricamente tuvieron un papel protagónico en la defensa de la soberanía de nuestras Malvinas haciéndolos con honor y patriotismo, es el mejor homenaje y reconocimiento que puede brindar el pueblo argentino.   

 

No es casual que durante este fin de semana se lleva a cabo el primer encuentro de ex Combatientes Indígenas en Malvinas, en la localidad de Puerto Tirol, Chaco, y que esta convocatoria se da en el marco de “debates y reflexiones que como indígenas  queremos resaltar como lo transitó nuestro pueblo” afirman los hermanos de los pueblos originarios “reconocer y visibilizar  la presencia de nuestros pueblos en la guerra de Malvinas como en tantas otras luchas en defensa de nuestro territorio y soberanía inclusive antes de la conformación de los Estados Nacionales”. “Nuestros patriotas han tenido claro la importancia de la patria grande y lo reflejan en sus escritos y acciones:  

El incansable Secretario de la Primera Junta Mariano Moreno redactó una serie de leyes y decretos donde “los criollos e indios” podían ocupar los más altos cargos de la administración del Estado, y así mismo en el escalafón militar, teniendo en cuenta únicamente sus aptitudes y capacidades para el puesto no el color de la piel o su origen. Juan José Castelli por su parte, cuando se encuentra con el Ejército Auxiliador en el Alto Perú resuelve conmemorar el primer aniversario de la Revolución nada menos que en Tiahuanaco. Para ello el 25 de mayo de 1811 invitó a las comunidades aledañas a un acto que realizó en la Puerta de Sol. Ciertamente Castelli había marchado hasta lo que hoy es Bolivia, porque la Revolución necesitaba metálico, la plata de Potosí, pero también estábamos huérfanos de historia. La Revolución tenía apenas un año y Castelli decidió conmemorar esa fecha en el maravilloso complejo de Tiahuanaco uniendo nuestros orígenes como país recién nacido a lo más profundo de la América milenaria. En ese acto de una trascendencia que tanto historiador oficial intento opacar, Castelli declara la abolición de la esclavitud de los indígenas y deroga el “impuesto al indio”. Con una orientación similar, Manuel Belgrano propuso el 9 de julio de 1816 cuando se declara nuestra independencia en la “casita” de Tucumán. Allí nuestros mejores patriotas con Belgrano a la cabeza propusieron como forma de gobierno una monarquía incaica atemperada con capital Cuzco. Por eso el Dr. Bartolomé Mitre, quien va a delinear, desmemoria mediante nuestro Historia Oficial, en la biografía que le dedica a Belgrano destina todo el extenso capitulo XXIX llamado “El Inca” donde se esmera con ahínco a ridiculizar “la ocurrencia… de tener un rey de patas sucias sacado de una choza”. Para mayor irritación del director de La Nación, el creador de nuestra bandera introdujo en ella al sol flamígero de los incas. Así fue como nos vestimos y abrigamos con símbolos ancestrales. José de San Martín es otro que tuvo tan presente a los pueblos originarios y que dejo para la posteridad aquella frase con la que tanto racista se atraganta y jamás logra deglutir, aquella que escribió de puño y letra en su famosa Orden General de 1818 cuando señaló: “combatiremos en bolas como Nuestros Paisanos los Indios”. Y no solo eso, antes de cruzar la cordillera, solicitó “autorización” a los caciques que lo consideraban peñy y lonko, es decir hermano y cacique”, concluye afirmando la convocatoria de los ex Combatientes Indígenas en Malvinas.

 

También recordemos a Pablo Areguatí, Cacique Guaraní, primer Comandante Militar en las Malvinas en 1824 por seis meses. Y de los ejércitos emancipadores de Artigas en su mayoría integrados por originarios y su indomable Comandante Andrés Guazurarí  que fue Comandante General de la Provincia de Corrientes.

 

Y no es casual que siempre fueran los jóvenes, hijos de trabajadores/as, criollos, originarios los que enfrentaron al colonialismo.

 

Malvinas es hoy una Política de Estado, que sumado al apoyo solidario concreto de los países hermanos de la Patria Grande y de otros bloques regionales nos permite afirmar contundentemente que vamos a recuperar Malvinas de la mano de la América Latindoafroamericana y que adquieren más vigencias aún los ejes de Memoria, Verdad, Justicia, Soberanía y Democracia. La verdadera Malvinización pasa por conocer no solo la valentía de nuestros combatientes, sino el de entender que es imprescindible conocer y condenar a aquellos que cometieron delitos de lesa humanidad con nuestros soldados en el conflicto bélico, de señalar a aquellos torturadores y genocidas que por algún sector son considerados “héroes” de la Patria cuando fueron asesinos de argentinos en los campos de concentración de la negra noche de la dictadura cívico militar y de que no hayan tumbas NN en el Cementerio de Malvinas.

Malvinas integra todo;  lo político, lo social, lo cultural, lo económico, lo educativo, lo territorial.

Si hablamos de Recursos Naturales, hablamos de Malvinas (pesca, hidrocarburos, etc.).

Si hablamos de Desmilitarización, hablamos de Malvinas (base militar británica de Mount Pleasant).

Si hablamos de Pueblos Originarios, hablamos de Malvinas (mas de un 20% de los que participaron y cayeron en Malvinas fueron hermanos Qom, Wichis, Pilagas, Guaraníes, Tehuelches y otros).

Si hablamos de Integración Regional Latinoamericana, hablamos de Malvinas (el 82 demostró claramente esa Unidad, y hoy tenemos al Mercosur, la Unasur, la Celac, etc.).

Si hablamos de Geopolítica, está Malvinas como un lugar estratégico política y militarmente.

Si hablamos de Derechos Humanos, Crímenes de Guerra y Delitos de Lesa Humanidad, hablamos de Malvinas, (hoy lo demuestran las denuncias presentadas ante la Justicia Federal, en el marco de la Memoria, la Verdad, la Justicia y la Soberanía).

Y si hablamos de Democracia, Malvinas está presente (ella posibilitó la recuperación de la Constitución y la Leyes).

Malvinizar Malvinas es hablar de integridad territorial, de soberanía social y política, de destino nacional autónomo, de alianzas estratégicas, es hablar sobre las cosas que nos faltan o de las que estamos en proceso de recuperar y las soberanías que ya hemos recuperado.

 

.

Buscar en el sitio

Contacto

Agencia de Noticias CORRIENTES REPÚBLICA ARGENTINA Dpto. Publicidad y Organización de Eventos correo:aguapeyexpressnoticias@hotmail.com 0054 379 4756530
Clima Corrientes