GABRIEL ROMERO RESPONDE A LA IMPUTACIÓN DE LA JUSTICIA FEDERAL

08.08.2012       08:00     CORRIENTES

 El arquitecto Gabriel Romero funcionario de la provincia alcanzado en una investigación por supuestas irregularidades en la Facultad de Arquitectura de la UNNE su posición contraria a los denunciantes. "La Univesidad ya se expidio. No hay incompatibilidad" aseguró el funcionario.

No hay incompatiblidad de cargos como se afirma en la denuncia" asegura Romero, quien se desempeña al frente del Instituto de Cultura de Corrientes.
Precisamente por su doble responsabilidad como funcionario y profesor de la Facultad investigada es que se lo involucra en una investigación más amplia que incluye a profesores y funcionarios de la UNNE y que también alcanza al ex secretario académico Orlando Macció, hoy ministro de Educación de Corrientes, en este último caso por supuesto encubrimiento

"La Univesidad ya se expidio. No hay incompatibilidad, pero igual un profesor decidió avanzar con una denuncia penal" explicó Romero.

"Es seguro que se entremezclan asuntos de política universitaria en todo esto. Peor estoy tanquilo, la documentación me respalda" señala.

"Me desempeñe desde 1991, como profesor adjunto con dedicacion exclusiva y tengo formación de investigador.Lamento que este tipo de cuestiones empañen mi trabajo" dijo también. 

El hecho

Esta historia comenzó en marzo de 2008, cuando el entonces decano Solé dejó sin efecto la licencia sin goce de haberes otorgada dos años atrás al arquitecto José Romero, quien se encontraba a cargo, con dedicación exclusiva, de la cátedra Historia III. Romero había pedido el fin de dicha licencia, con la intensión de retomar su cargo, pero lo hizo mientras aún seguía desempeñándose como subsecretario de Cultura de la Municipalidad de Corrientes, al que accedió en 2005. La incompatibilidad era evidente.

“El capítulo IV, art 13.II.a del decreto N° 3413/79 establece que el agente que fuera designado o electo para desempeñar funciones superiores de gobierno en el orden nacional, provincial o municipal, queda obligado a solicitar licencia sin percepción de haberes, que se acordará por el término en que ejerza esas funciones”, recordó Sabadini.

El tiempo pasó y con la llegada de Ricardo Colombi a la gobernación Romero se fue para arriba. En diciembre de 2009 asumió como subsecretario de Cultura (posteriormente la subsecretaría se transformó en Instituto) mientras seguía cobrando “indebidamente” su sueldo como profesor de la UNNE. “Este cargo político lo alternaba indebidamente con los servicios de docencia en su cátedra de Historia III en la FAU-UNNE”, apuntó Sabadini.

“El cobro irregular de haberes de la FAU-UNNE por parte de Romero fue efectuado desde el 1 de abril de 2008 al 1 de abril del 2011, ya que aún ejercía transitoriamente otro cargo superior. En el caso de la Subsecretaría de Cultura del Municipio, Romero se reintegra no solo vulnerando la normativa citada sino la propia resolución de concesión de licencia sin goce de haberes por dicho cargo dictada por Solé, pues este había dispuesto que la licencia era otorgada desde el 1 de septiembre de 2006 ‘y por el término que ejerza esas funciones’”, abundó el fiscal.

Amparo

Para el fiscal esta contratación irregular estuvo amparada y posteriormente apoyada por una serie de resoluciones bastante endebles que buscaban ratificar la legalidad de una designación abiertamente incompatible. En este plan, tuvo gran participación el ministro de Educación Macció, quien a pesar de haber sido una autoridad de la UNNE (fue secretario académico) emitió un dictamen en cual hacía foco en la escasa y versátil carga horaria que tiene Romero para efectuar sus tareas como funcionario, las cuales no lo imposibilitarían de realizar sus tareas en la facultad.

“Como funcionario público, (Macció) conocía que Romero había incurrido en una irregularidad, en percibir haberes por dos cargos en forma conjunta cuando en uno debía solicitar licencia y la no percepción de pago correspondiente (…) y que tenía la obligación de efectuar dicha denuncia”, afirmó Sabadini. Y remarcó: “Macció decidió efectuar su aporte a la maniobra de encubrimiento cuando debió denunciar, atento a su carácter de funcionario público”.

“Romero tanto como Macció no pueden desconocer que se conocen ya de lustros anteriores, lo cual crea una relación de confianza que presta a que Macció ayude a que Romero no se vea involucrado en un conflicto judicial administrativo o penal. Es por ello que emite dicha certificación, la que luego servirá a los demás acusados para que descansen dialécticamente sus argumentos”, afirmó Sabadini.

Fuente: corrientesonline.com

Buscar en el sitio

Contacto

Agencia de Noticias CORRIENTES REPÚBLICA ARGENTINA Dpto. Publicidad y Organización de Eventos correo:aguapeyexpressnoticias@hotmail.com 0054 379 4756530
Clima Corrientes