EL PODER JUDICIAL PARAGUAYO CAUTIVO DE LA POLIQUETERÍA

03.09.2012          12:00     MADRID, ESPAÑA
 
Por: José Antonio Vera
 

Entre los abusos cometidos en Paraguay por los actores del golpe parlamentario que el 22 de junio derrocó al Presidente Constitucional Fernando Lugo, sobresalen varias decisiones que marcan un estilo provocador, revanchista y prepotente, que pisotea normas básicas de la convivencia social e, incluso, mandamientos jurídicos.

 

Entre esas últimas transas destaca, por su grosería, la negativa del Congreso de entregarle a Lugo el acta de su destitución, a la que tiene derecho todo condenado por un juicio político y, de manera muy particular en este caso, cuando esa facultad legal fue burlada al negarle al acusado el tiempo suficiente para defenderse.
 
Lugo fue despojado de su función y desautorizado el voto mayoritario del pueblo que lo había elegido el 20 de abril del 2008, en sólo 32 horas, noche de por medio, es decir que el manido juicio resultó una simple condena preanunciada, y hasta se puede indicar que obedeció a un plan diseñado desde los primeros días de su asunción al mando.
 
Durante una extensa conversación con ARGENPRESS, en el local del Movimiento “Paraguay Resiste”, el ex Obispo se refirió al sometimiento que padece la Suprema Corte de Justicia, dominada e incluso algunos de sus Ministros también amenazados de juicio político por el Parlamento que se ha convertido en una dictadura, aprovechándose del poder que le otorga la Constitución Nacional, adoptada en 1992, cuando el país salía de 40 años de un presidencialismo militar absolutista.
 
“A nueve semanas del golpe, ni el (FG) Frente Guasu (Grande), ni los pocos parlamentarios progresistas que hay, ni mi equipo jurídico, ningún documento han recibido al respecto, a pesar de las reiteradas solicitudes que se han hecho al Senado, lo cual constituye una burla y un manoseo, una humillación a la que nos quieren someter”, comentó Lugo.
 
Acotó que, por vías extras oficiales, se enteraron de que una copia habría sido depositada en el Poder Judicial, “al que estamos solicitando que nos haga entrega de la misma, tras haber fracasado con el pedido de una Habeas Data que ignoró el Senado, cuyo funcionamiento ilegal nos forzará a recurrir a organismos internacionales de derechos humanos y a estrados judiciales”.
 
Lugo, ungido esta semana Secretario General del FG, que integran veinte partidos y movimientos sociales y organizaciones campesinas e indígenas, y en vísperas de un viaje privado a Uruguay, asume el golpe como un quiebre del proceso de cambios, y una derrota personal y política para la democracia y el abanico progresista paraguayo, pero también como un desafío y una oportunidad.
 
Derrota porque en cuatro años no supimos construir la fuerza política que sustentara al gobierno del cambio, desafío porque el golpe ha cambiado la visión y perspectivas mías, de la sociedad en general y del FG que, para consolidarse como la tercera fuerza política nacional, debe reestructurarse y reorganizarse de urgencia, para dejar de ser una máquina pesada y muy asuncena, exageradamente centralizada.
 
- ARG: ¿No le parece que el FG es la cuarta fuerza?. La realidad muestra que el primer partido del país es la prensa comercial monopólica, tan activa en el golpe como en el sustento del gobierno de facto. A mi juicio, vendría después el Partido Colorado y tercero el Liberal.
 
“Mire, es muy cierto lo que usted dice, y días atrás coincidíamos con ese análisis con compañeros del PT brasileño, porque el factor mediático es uno de los mayores daños que sufren los gobiernos progresistas en Latinoamérica, y ello debe hacernos reflexionar para buscar respuestas, tanto a Cristina, como al Pepe, a Chávez, Evo, en fin, a todos los que queremos conducir políticas de justicia y equidad social”.
La oportunidad nuestra, aquí en Paraguay, prosiguió, consiste en trabajar con la mira puesta en las elecciones nacionales del 21 de abril próximo, que esperamos sean libres y transparentes, para reconquistar el poder y reencausar el proceso de los cambios, que apenas comenzaba, pero que, viendo la repulsa popular al golpe, puede tener un profundo relanzamiento de la transformación que el país necesita.
 
- ARG: Cuando usted habla de elecciones, para retomar el poder, ¿piensa en su postulación a la presidencia, siguiendo a ciertos magistrados que sostienen que lo ampara el derecho constitucional porque al suspenderse su mandato ya no se trataría de una reelección sino de una elección simple?.
 
“No mi postulación, no, pero el FG tiene gente capacitada para aspirar a ocupar los más altos cargos nacionales, así como hay numerosas personalidades democráticas y progresistas que siempre han estado a la sombra pero que ahora surgen destacando en las numerosas organizaciones ciudadanas, junto a una juventud pujante y muy lúcida, en un despertar inédito en la participación política, como respuesta al golpe.
Un informe reciente del Tribunal Superior de Justicia Electoral, órgano dependiente del binomio colorado-liberal como desde hace décadas, precisa que hay 700 mil jóvenes inscriptos últimamente, sin adhesión partidaria, un número muy importante, si se tiene en cuenta que Lugo ganó en abril del 2008 con menos de 800 mil votos.
“Sin la menor duda, ese es un gran bolsón electoral que será codiciado por los políticos como cazador a una presa, pero viendo las movilizaciones que se producen en todo el país bajo el eslogan PARAGUAY RESISTE, que tiene a los jóvenes en primera línea, incluso a universitarios que no aparecían para nada, alimenta nuestras esperanzas de que la construcción del futuro país escapará por fin a las cúpulas vendepatrias”, afirmó.
 
- ARG: Diversos analistas coinciden en que usted es la figura política paraguaya que mantiene mayor empatía con el pueblo. La pregunta es: ¿será un acierto estratégico no atender a ese capital de apoyo?.
 
Para volver a pretender la presidencia de la República, hoy no tenemos la institución confiable que pueda garantizar el ejercicio del derecho de poder candidatarme sin contar con ese aval imprescindible, y mucho peor podría ser que yo empalme y lance una campaña hacia la presidencia y, a mitad del camino, me vea truncado por un Poder Judicial absolutamente sometido por este Parlamento golpista.
En Paraguay, las transas políticas han estado “siempre por encima de la justicia y hay un antecedente fresco, de fines de los 90, cuando tenía grandes posibilidades de ganar las elecciones el General (r) Lino Oviedo”. (Muchos indicios lo acusan de dirigir el asesinato del Vicepresidente Luis María Argaña y de la masacre de ocho jóvenes en la Plaza del Congreso, el 23 de marzo de 1999).
Ante la probabilidad de su victoria, recordó Lugo, gente muy cercana a él lo metió preso y ellos mismos lo sacaron de la cárcel cuando ya había perdido la mayor parte de su capital político.
Oviedo, multimillonario cuya fortuna tiene un origen inexplicable, pero que numerosas fuentes nacionales y extranjeras la vinculan con el narcotráfico, había fundado entonces el Partido Unace, que dirige con estilo y métodos cuarteleros mussolinianos, es un colorado disidente por resentimiento, dado que su partido nunca lo postuló a mandatario, cargo que de nuevo aspira conquistar, ventilando que cuenta con medio millón de seguidores, cifra que despierta mucha incredulidad entre la gente.

Lugo, que es la personalidad pública paraguaya de las últimas décadas con el derrotero personal más relevante, pasando desde Obispo a Presidente de la República sin pertenecer a ningún partido político, encabeza ahora el Frente Guasu, compuesto por una veintena de partidos progresistas y de izquierda, y organizaciones campesinas e indígenas y es el referente mayor de la nueva ciudadanía política que nació en el país hace dos meses, asumiendo el reto de rechazar al gobierno golpista pero también el de militar para recuperar el proceso de cambios con una lúcida crítica a los errores cometidos y a la ausencia de un proyecto social que reclama su elaboración.

Buscar en el sitio

Contacto

Agencia de Noticias CORRIENTES REPÚBLICA ARGENTINA Dpto. Publicidad y Organización de Eventos correo:aguapeyexpressnoticias@hotmail.com 0054 379 4756530
Clima Corrientes