DE LA CONMEMORACION DEL 1ro. DE MAYO EN ARGENTINA

 

02.05.2012    16:17| OPINION|
 
Irina Santesteban (LA ARENA)
 
 
 

A pesar que fue en Estados Unidos donde sucedieron los hechos que dieron origen al 1° de Mayo, en ese país no se conmemora esa fecha como el Día de los Trabajadores.



En la Argentina, el 1° de Mayo se conmemoró por primera vez en 1890, organizado por la organización Verein Vorwarts (Unión Adelante), que había concurrido al Congreso de la Segunda Internacional a través de los delegados Wilhelm Liebknecht (alemán) y Alejo Payret (francés exiliado que había actuado en la revolución parisina de 1848 y luego se refugió en Buenos Aires). En Latinoamérica, fue Cuba el otro país donde se conmemoró el Día de los Trabajadores en 1890.
 
Bases
 
Ese 1° de Mayo sirvió para sentar las bases para formar una Federación de Obreros en Argentina y programar la edición de un periódico que tendría por objetivo defender los intereses de clase de los trabajadores. Esa publicación salió a la calle el 18 de diciembre de 1890 y se llamó "El Obrero".
 
La actividad fue programada por socialistas y anarquistas, que tenían sus diferencias pero que se unieron para la organización del primer acto en la Argentina para conmemorar el 1° de Mayo y rendir homenaje a los mártires de Chicago. El lugar elegido para el mitín fue el Prado Español, ubicado sobre lo que hoy es la Avenida Quintana, entre Ayacucho y Junín, en el barrio porteño de La Recoleta. El día antes del acto, grupos de obreros salieron a pegar carteles callejeros para publicitar el acto, siendo tres activistas detenidos por la policía. En las fábricas y otros centros laborales, los patrones amenazaban a sus trabajadores con despedirlos si asistían al acto.
 
Ideas libertarias
 
A pesar del día lluvioso, el acto se hizo y concurrieron entre 1.500 y 1.800 personas. Hubo 15 oradores, que hablaron a los trabajadores en español, italiano, francés y alemán, lenguas de origen de la mayoría de los obreros de aquellos años en la Argentina, y que traían desde Europa las ideas socialistas y libertarias.
 
Un mes después de ese acto, en junio de 1890, el Comité Internacional Obrero presentó un petitorio en la Cámara de Diputados planteando la limitación de la jornada de trabajo a un máximo de ocho horas para los adultos, la prohibición del trabajo de los niños menores de 14 años y la reducción de la jornada a seis horas de los menores de entre 14 y 18 años, así como la abolición del trabajo nocturno, el descanso interrumpido de 36 horas por lo menos cada semana y la prohibición del trabajo a destajo y por subasta.
 
Unión obrera
 
El 4 de enero de 1891 quedó constituida la Federación de Trabajadores de la República Argentina, que se proponía "la unión de los obreros de esta región para defender sus intereses morales y materiales, y practicar la solidaridad con los hermanos de todas las regiones en lucha contra el capital y sus monopolizadores".
 
En 1925, bajo la presidencia radical de Marcelo T. de Alvear, el 1° de Mayo fue declarado feriado nacional en la Argentina. En 1954, la Iglesia Católica lo instituyó como festividad de San José Obrero.
 
Desde entonces, el 1° de Mayo ha sido la oportunidad de los distintos sectores que reivindican los derechos de los trabajadores y las trabajadoras, para manifestarse en procura de la concreción de esos derechos.
 
Contexto
 
En el contexto mundial de una crisis económica y política que lleva ya varios años, desde 2008 para ser más exactos, en Europa los trabajadores protestan contra las consecuencias de esa crisis, que se viene descargando sobre las espaldas del pueblo, que lo está pagando con ajuste, desempleo y represión como se advierte en Grecia, España, Italia, Reino Unido, etc.
 
En Argentina, los sectores que apoyan al gobierno de Cristina Fernández, realizaron un acto en la Ciudad de Buenos Aires, en el estadio de Vélez el pasado viernes 27 de abril. La fecha, si bien cercana al 1° de Mayo y viernes anterior al feriado largo, tenía también una significación especial, porque fue un 27 de abril de 1979, cuando la CGT del sector de "los 25" impulsaba la primera huelga general contra la dictadura militar.
 
En el acto, donde se calcula que hubo entre ochenta y cien mil personas, la única oradora, la presidenta, se dirigió a los jóvenes militantes, a los que están en las facultades, en los colegios, en el territorio, pero, grave omisión, no hizo referencia a los trabajadores, a quienes todos los días dejan su esfuerzo, generalmente a cambio de un insuficiente salario, en fábricas, hospitales, escuelas, oficinas, centros de trabajo, etc. El periodista Horacio Verbitsky, que se ubica como un defensor del gobierno, criticó este "furcio" presidencial como "imperdonable olvido".
 
¿Fue casual? ¿O forma parte de la disputa que tiene el gobierno kirchnerista con el dirigente de la CGT, Hugo Moyano? Si así fuera, pareciera que Cristina ha renunciado a dirigirse a los trabajadores más allá de la conducción que ostente hoy la central obrera, que fue uno de los pilares más importantes en el apoyo a su gobierno y al de su antecesor, el de su esposo Néstor Kirchner.
 
Importancia actual
 
En la jornada de ayer, hubo diversos actos convocados para conmemorar el Día de los Trabajadores, principalmente desde los partidos de izquierda, y eso evidencia que en estos últimos años, a la luz de la recuperación parcial del poder negociador de los sindicatos, así como de la todavía lenta creación de nuevos empleos, el 1° de Mayo hoy adquiere una importancia mayor que en años anteriores.
 
La expropiación del 51 por ciento de las acciones de YPF a Repsol, por parte del Estado argentino, ha redoblado el entusiasmo de quienes se opusieron hace dos décadas al proceso privatizador que terminó con el desguace y la entrega del patrimonio nacional, que tanto esfuerzo le costó a generaciones enteras de argentinos.
 
Mal que le pese a la presidenta, las reivindicaciones que levanta el hoy caído en desgracia jefe de la CGT, son las que siente la gran mayoría de los trabajadores. La eliminación del impuesto a las Ganancias, la universalización de las asignaciones familiares, el reparto de una décima parte de las ganancias de las empresas, y la defensa de las obras sociales sindicales, son banderas que son muy difíciles de contradecir.
 
Topes
 
El monto no imponible del Impuesto a las Ganancias sin actualizar, es uno de los principales reclamos de amplios sectores de trabajadores, que tributan como "ganancia", por un ingreso un poco más alto que el de subsistencia o canasta familiar.
 
Lo mismo con el tope para las asignaciones familiares, que lleva a que una gran parte de los empleados no perciban esta verdadera ayuda para la economía familiar. Su sectorización y límite para su cobro, fue uno de los más grandes ataques que propinó el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo. Que el gobierno kirchnerista no haya cambiado la forma de calcular esa asignación, así como tampoco modifique las escalas para el impuesto a las Ganancias implementadas en su momento por José Luis Machinea, es uno de los mayores reclamos que los trabajadores hacen a este gobierno, al que en su mayoría votaron.
 
Frente al apartamiento de Hugo Moyano del círculo presidencial, la CTA del sector que encabeza el dirigente docente Hugo Yasky, pareciera querer tomar el puesto que la CGT tuviera durante varios años. Pero sus bases no son tan verticalistas, y el gremio docente fue uno de los que protagonizó diversos paros a principios de año, por no acceder el gobierno a un salario docente de 3.000 pesos, una negativa bastante inentendible para una presidenta que dice defender los ingresos de los trabajadores.
 
Confianza
 
La nacionalización de YPF ha generado nuevas expectativas en el gobierno de Cristina Fernández, y es de esperar que no sólo sirva para que los argentinos accedamos a un combustible más barato, sino también a la recuperación del empleo, que se perdiera con el proceso privatizador hace 20 años. Que la nafta Podium de YPF cueste 6,60 pesos, frente a los 7,30 pesos y más que cuesta su equivalente en las otras empresas, es un avance. Pero recuperar los más de 50.000 puestos de trabajo perdidos en todo el país en esa empresa, que dio origen a los primeros piquetes de desocupados en Tartagal y General Mosconi, Cutral-Co y Plaza Huincul, con mártires como Aníbal Verón y Teresa Rodríguez, respectivamente, sería la gran medida que puede hacer recuperar al gobierno la confianza de los trabajadores.

Buscar en el sitio

Contacto

Agencia de Noticias CORRIENTES REPÚBLICA ARGENTINA Dpto. Publicidad y Organización de Eventos correo:aguapeyexpressnoticias@hotmail.com 0054 379 4756530
Clima Corrientes